Viajar sola al Amazonas para ayudar

Candela Ramundo, 24 años. GBA Sur, Buenos Aires , Argentina

Un día me levanté medió rayada, y decidí irme de viaje, quería hacer algo divertido, conocer algún lugar, tenía un presupuesto relativamente acotado, pero muchas ganas de vivir algo nuevo. No buscaba acompañante para ser sincera, solo quería irme de viaje, conocer gente nueva, conocerme mejor. En eso encuentro el Facebook de Inti Eco Lodge, están haciendo un Lodge 100% ecológico en el medio de la Amazonía peruana, sin fines de lucro, buscan voluntarios para construir, vivís en comunidad, y vivís en el medio de la selva. Decidí averiguar, me comuniqué con la chica que organiza todo esto, francesa, que habla en mil idiomas. Me contó un poco de que se trataba todo, y me decidí.., entonces me encontré sacando un pasaje para irme un mes a Iquitos, donde tenía que hacer base para llegar al terreno. Me preparé durante unos meses, dándome vacunas contra la malaria, fiebre tifoidea, etc., me compre un repelente especial, todo para evitar cualquier tipo de enfermedad, ya que en los pueblos de la selva la malaria es moneda corriente, y hay muchos mosquitos, entre otras especies de insectos, por lo cual, tenía que ir preparada.

Que decir de Iquitos, es una ciudad muy chica, en el medio de la nada.. sólo se llega en avión, o en barco, queda a orillas del Amazonas, tiene un mercado increíble donde comprar comida, y lo que se te ocurra, también hay otro un poco más chico cerca del puerto de Bellavista Nanay, es un lugar turístico increíble, hay miles de actividades que podes hacer, desde visitar reservas, la isla de los monos, el mariposario, centros de rescate de animales, hay Lodges en el medio de la selva con actividades nocturnas en la selva, avistamiento de todo tipo de fauna y flora, también se encuentra la Reserva Pacaya Samiria, que tiene tours muy interesantes. La realidad es que ves cosas que jamás pensaste ver, y un día te encontras en el medio de la selva con una anaconda de 40 kg en los hombros.

Pase un par de semanas en el Lodge, el cual quedaba de Iquitos a una hora en combi, y dos horas y media en lancha, rodeada de gente de diferentes lugares, Peru, Francia, Suiza, Chipre, Brasil. Haciéndome entender cuando no entendían ni mi inglés ni mi español, explicando que significaba “boludo”, y me llamaban CHE, porque decían que nosotros lo decimos mucho, se reían cuando pase de decir Calle, que para ellos yo decía  “cashe” , a decir carretera, para que no me carguen.

Nos levantábamos muy temprano, desayunábamos (todas las comidas eran vegetarianas), trabajábamos en la construcción (pintando, desmalezando el terreno, llenando bolsas con mezcla  para hacer los ladrillos de la bioconstruccion, plantando especies de plantas aromáticas  y ornamentales, etc) hasta las 13-14hs que almorzábamos, y después teníamos el día libre, en la selva oscurece muy temprano, a las 18hs o antes ya no había luz, usábamos faroles solares para iluminar, y los cargábamos durante el día, en el tiempo libre podíamos ir a andar en canoa, caminar, recorrer la selva, a todo esto, SIEMPRE CON BOTAS DE LLUVIA, porque nunca sabes que te podes encontrar, alguna serpiente, escorpión, araña, una hormiga es lo más indefenso.

Dormíamos al aire libre bajo un techo de paja, el lugar estaba elevado un metro y medio aproximadamente, yo dormía en hamaca paraguaya con mosquitero, mientras otros voluntarios dormían en colchonetas con mosquitero, o igual que yo.

Pasar dos semanas ahí, en donde no te podías comunicar porque no había ningún tipo de señal, y a la noche tenias que dormir con un concierto de especies que hacen sus ruidos, fue una experiencia increíble.

Había días en los que visitábamos el pueblo más cercano, que quedaba a 30 min caminando por selva virgen, ahí vivían aproximadamente 6 familias, los hombres que participaban conmigo en el voluntariado iban a jugar al fútbol con los hombres que vivían ahí, y las mujeres jugábamos con los nenes.

La vida en la selva es muy diferente, te hace valorar hasta el agua que tomas todos los días, porque ellos toman agua de las quebradas, o del mismo río. Yo vivía poniéndome repelente, no me sacaba las botas de lluvia, y ellos estaban descalzos, sin saber lo que era el repelente, sin entender porque usaba esas botas largas y ridículas.     Se metían al Amazonas como si fuese una pileta y a mí me costó días animarme, hasta que después le perdí el miedo y estaba igual que ellos. Pero bueno, a veces necesitamos tener experiencias diferentes, lejos de toda comodidad, para entender muchas cosas.

Nunca tuve miedo de estar ahí, e ir sola, porque sabía que me iba a encontrar con muchas personas que estaban como yo, solos, viajando, con ganas de conocer otras culturas, otros idiomas y otras formas de vida, algunos continúan con sus viajes, otros se quedan ahí por semanas, o meses. 

Sin duda volvería a vivirlo. Muchos me preguntaban si me daba miedo, muchos me decían que estaba loca. La realidad es que me costó al principio, pero me di cuenta que lo primordial es la gente de la que te rodeas cuando llegas a destino, que todos tiren para el mismo lado, y llenarte de buenas energías. Me he encontrado gente que llego ahí y no se esperaba que todo fuese así, o que el trabajo fuese tan “duro”, pero esa gente no se llevo del viaje lo mismo que yo.

Seguiría viajando sola, si, mil veces. Aunque la vida cambie, y vayan apareciendo nuevas compañías, viajar sola  me dio otra perspectiva sobre un montón de cosas, me hizo sentir muy bien y me lleno de gente con la que sigo hablando hoy en día.

Ir sin itinerario, solo sabiendo que iba a quedarme allá un mes, pero que cada día iba a ser diferente, nada planeado, eso fue lo mejor. No intento alentar a nadie a viajar solo, pero solamente le digo a todo aquel que tiene miedo, más que nada a las mujeres que tienen miedo a viajar solas, es que en realidad te tomas un avión solo, o entras a caminar solo, pero hay mucha gente en el camino que va a hacer de tu viaje algo increíble. Aun estando solo se puede estar bien acompañado.

Buenas rutas!

SOCIAL MEDIA

Instagram: @canderamundo

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s